Filosofia

 

El ciclismo en familia puede empezar con los más pequeños. Tan pronto como tu bebé se pueda tener en el suelo solo, puedes sacarle en un remolque.
El movimiento y ruido del trayecto tiene el mismo efecto que un viaje en el coche para hacer que un bebé se quede dormido.

Un buen remolque para niños debe reunir los siguientes requisitos:

1. La cabina ha de ser totalmente impermeable, cómoda y segura para transportar a tus hijos. Busca Remolques con cinturones de tres puntos.

2. El toldo ha de ser flexible y poder abrirse y cerrarse dependiendo del tiempo que haga. Muchos tienen dos capas: una mosquitera para protejer contra las piedrecitas y salpicaduras y la otra impermeable.

3. Para facilitar su transporte en el coche, el remolque se tiene que plegar fácilmente y quedar en poco tamaño.

4. Cuantos más bolsillos y compartimentos para guardar equipaje mejor.

5. La manera de conectar el remolque a la bici ha de ser segura, rápida y fácil.

Remolque recomendado por Familiactiva.