Filosofia

 

Las consideraciones más importantes para elegir un macuto porta-bebés son: La seguridad de tu bebé y el confort de tu espalda.

 

Macuto Recomendado por Familiactiva.

En cuanto a la seguridad de tu hijo/a lo más importante es que no se pueda salir del macuto cuando te agachas a atarte las botas o cuando él mismo se cansa de estar dentro. Para ello se necesita que el macuto este equipado con un arnés sobre los hombros del niño. Y en cuanto al confort, a veces los modelos mas pesados resultan ser los más cómodos puesto que tienen más acolchamiento.

¿Cuales son las características que distinguen un buen porta bebés de los demás?

Un buen sistema de suspensión.

Cuando llevas diez kilos de bebé pataleando, más lo necesario para limpiarlo, alimentarlo y vestirlo, en la espalda, necesitas soporte y estabilidad para tu espalda. Busca un macuto que se ajusta al tamaño de tu torso y que te agarra bien y es regulable. Como tu y tu compañero/a ambos vais a usarlo, busca un modelo ajustable para el tamaño de ambos.

La Barra estabilizadora

Esta barra permite a una persona “aparcar” el macuto en el suelo de manera segura sin peligro a que se caiga.  La barra se despliega para poder meter al niño y atarle y se pliega una vez en tu espalda. Busca un macuto con un barra lo suficientemente ancha para hacerlo estable.

Compartimentos para trastos.

En general, cuánto más lejos tengas planeado ir, más espacio necesitarás para llevar las cosas del niño. Cuerdas para mantener las botellas boca arriba y espacio para guardar un techo parasol o paraguas son añadidos bienvenidos.

Techos Parasol y Paraguas.

Estos pueden ser extremadamente útiles, protegiendo al pequeño contra la lluvia y el sol. Busca techos con mucha visibilidad hacia delante y los lados y con buena ventilación y también que sean fáciles de poner y quitar.

Hombreras, y cinturón

Estos deben de ofrecer las mismas características que un macuto normal. Busca acolchamiento confortable y facilidad de ajuste. El cinturón, debe de facilitar el que se lleve gran parte del peso de tu niño en las caderas.

El espacio para el niño.

Debe ofrecer seguridad y confort para tu valioso cargamento. El asiento ha de ser ajustable para crecer con tu hijo.

Las hombreras han de mantener al niño sentado sin moverse pero no hacerle daño. Busca uno que se pone y quita rápidamente porque los niños se cansan esperando a que les metas en el macuto.

Acolchamiento. Esto es muy importante para el confort del niño. Se necesita bastante acolchamiento en los lados para proteger al niño y atrás para proteger su cabeza y cuello cuando se duerme.

Cuerdas para atar juguetes también son útiles para tenerles entretenidos.

Macuto Recomendado por Familiactiva.