Filosofia

 

Generalmente se piensa que un adulto no debe de llevar más de un cuarto o un tercio de su peso en el macuto y los niños nunca más de un cuarto de su peso. Esto se refiere a niños de más de ocho años puesto que los niños más jóvenes sólo deberían llevar un peso simbólico.

Lo importante es asegurarte que tu hijo esta contento llevando el peso que lleva y no sufriendo, porque esta es la mejor manera de quitarle las ganas de repetir en el futuro. Es mejor que empiece con poco peso y aumentarlo según se va acostumbrando. También hay que tener en cuenta si tu hijo esta ya acostumbrado a la actividad física, el terreno y el número y duración de las paradas de descanso.

Finalmente, independientemente de cuánto peso se lleve, tu hijo deberá aprender a empaquetar su propio macuto y nunca es demasiado pronto como para empezar a enseñarles.